martes, 22 de mayo de 2007

LOS ÓRGANOS BUCALES

Los órganos bucales son también muy variados. Pueden estar dispuestos para la masticación y trituración de los alimentos, o bien para la succión de líquidos; pero en unos y otros casos parecen corresponder a un tipo común.



Dos grandes grupos básicos:

Masticador y Chupador
Otros modificados

La disposición primitiva la conservan los masticadores en los que vemos que la boca está formada por un labro o labio superior, articulado sobre el epístoma, un par de fuertes piezas o mandíbulas, de movimiento lateral y que carecen de palpo;


y dos pares de maxilas, piezas menos fuertes que las anteriores provistas de palpos y de las que el último par está soldado en la línea media formando el labio inferior.


Existe, además, una lengua o hipofaringe, que en algunos géneros primitivos lleva un par de piezas denominadas maxilulas o también placas súper linguales

En los insectos no masticadores, los diversos órganos que acabamos de enumerar se modifican profundamente.
En gran parte de los himenópteros, por ejemplo, el labro y las mandíbulas permanecen fieles al tipo normal, mientras que las maxilas y el labio se transforman para constituir un órgano lamedor.

En Lepidopteras, el aparato bucal es chupador, es una larga trompa arrollada en espiral la espiritrompa constituida por las Maxilas, muy prolongadas y acanaladas por dentro, es el órgano de succión, las otras partes bucales aparecen atrofiadas, a excepción de los grandes palpos labiales; en casos excepcionales, las mandíbulas pueden existir.

En los hemípteros, el aparato bucal es chupador, forma el llamado pico articulado, que aparece constituido por el labio inferior, muy alargado y acanalado por encima, en cuya canal quedan alojadas las mandíbulas y maxilas adoptando la forma de finas cerdas de aserrada extremidad. Tiene labro triangular que cubre las cerdas.

En los dípteros, el mismo labio inferior forma una trompa o probóscide, que encierra cierto número de cerdas, hasta seis; de las cuales dos, que siempre son pareadas, representan las mandíbulas y maxilas, en tanto que las otras dos, impares, corresponden a la epifaringe
ivan fereira
ci:17579926